Buscar
  • ivansarnago

10 Consejos para hacer un cómic todos los días y ser productivo.

Actualizado: 24 de ago de 2019

Te habrás encontrado muchísimas veces con que "no tienes tiempo" para hacer un cómic diario, una tira cómica. ¿Cómo es que otros sí lo hacen? Desde mi experiencia desde 2007 hasta 2012 haciendo una tira diaria, y hasta dos, de #chicadeserieb y otros proyectos, te cuento los 10 consejos básicos a tener en cuenta:


1- IDEAS A CASCOPORRO. LIBRETA PRIMERO


Si no tenías pensado nada previo pero quieres dar el salto al webcómic, voy a proponer un reto: Personaje, idea básica, y lánzate. Nada más. A partir de aquí, eso sí, idea situaciones, tiras, gags... La aventura irá creciendo día tras día. Apunta todo en una misma libreta corriente, cuadriculada, en la que trabaje más el cerebro conectado al boli, que el boceto elaborado.

Si lo que te pasa, como mencionábamos en el anterior consejo, es que tienes demasiados proyectos, recuerda: ELIGE UNO. Nada más. Y cumple las entregas y los plazos con él.


2 -RUTINAS


Sólo serás productivo si haces todos los días las cosas de la misma manera. Yo reservaba las primeras horas de la mañana, y me ponía con idea, dibujo, tinta y color. A las 12 de la mañana, ya tenía subida la tira al blog, y en el siguiente horario, hacía otras cosas: Preparar encargos de publicidad y diseño, recados laborales o médicos, y preparar contenidos para las clases. En otra época, primero trabajaba (fuera de mi empleo), y a las 22:00 me preparaba mi "rato para el proyecto", cerrando carpeta y guardando los lápices a eso de la 1:00 de la mañana. Aún tenía tiempo para descansar y levantarme pronto sin alterar demasiado los ciclos del sueño.



3- REDES SOCIALES OFF


Olvida las redes sociales mientras estás trabajando. No sirve ni la excusa de "son para documentarme". Eso lo habrás tenido que hacer previamente.

Si no crees que sea para tanto, haz un experimento: Viendo una película de terror o suspense, atiende el whatsapp unos segundos. Habrá sido al final medio minuto de pérdida de atención, o más, en el que te habrás perdido muy probablemente un detalle clave de la trama.

Acompaña tu trabajo de música, o una película de fondo que ya hayas visto y te inspire, o podcast, algo que no te distraiga de tu tarea.


4- CERO TOLERANCIA CON LA AUTOCRÍTICA


Fundamental olvidarse de los "peros y quizás" durante el trabajo. El análisis de lo que hemos hecho bien o mal, o podríamos mejorar, tiene que hacerse una vez se ha terminado la tarea. Céntrate porque todos solemos tener un duendecillo de la autocrítica que acaba haciéndonos procastinar, perder minutos y horas. Más vale terminar una tarea cada día, y pasado el periodo de trabajo hacer un repaso y correcciones, que atascarse en dibujar una mano correctamente en una viñeta durante una semana.


5- DEFINE EL ESTILO


He dejado este punto para el puesto 5, porque antes quiero que hayas empezado ya tu proyecto y dibujado muchas tiras. Estará definiéndose sólo un estilo que al principio era de una manera, y las exigencias de trabajo, tiempo y soltura que vas adquiriendo, te irán guiando hasta que te sientas más cómodo. Para cumplir todos los días, desarrolla un nivel medio/alto en el que te manejes bien, no podrás intentar dibujar lo mejor de tí todo el rato. Valora esto y encuentra tu estilo medio y poténcialo.



6- OBSERVA Y ESCUCHA.


En la libreta del punto 1, anota también esas situaciones graciosas que has vivido, o que te han contado otros, o dale una vuelta a ese gag que viste en una película vieja y conviértelo en otro gag diferente con mejoras. Así es como se consigue trabajar todos los días y no tener miedo a la falta de ideas. Por cada mañana que me sentaba un rato a preparar ideas en la libreta para cada tira, podía anotar ideas para 4 o 5 tiras diferentes, que luego iba aprovechando o desplazando según el momento.


7- AHORA O NUNCA.


Deja de darle vueltas. Seguro que tienes otro trabajo de media jornada, mil responsabilidades, y otros encargos nutricios que requieren tu atención: NADA DE ESO te va a impedir, si tu quieres, dedicar de 1 a 4 horas al día a la página o tira diaria. Te lo aseguro.


8- EL SÍNDROME DEL RUNNER.


Cuando sales a correr, sobretodo las primeras veces, hay un momento en el que, a los pocos kilómetros, 1,5 o 2, te sientes muy cansado, agotado, crees que no vas a poder seguir. Si superas ese umbral con calma y perseverancia, seguirás fácilmente hasta los 5 o 7 kilómetros. Pasa igual con un trabajo diario haciendo una tira cómica o página de cómic. Llegará un momento, a los 10 o 15 días, que estarás cansado, que quizás sientas la tentación de dejarlo. En ese mismo instante, ante esa tentación, ponte a anotar ideas para otros 15 días y ponte a hacer la siguiente entrega. Verás como pasado un tiempo, esa tarea diaria ya es una rutina que no te supone esfuerzo.


9- NO DISPERSES.


Este punto es muy importante. Fíjate metas a corto y largo plazo con este proyecto diario, y se te ocurrirán mil excusas creativas para enredarlo, o crear otros proyectos. Ahora, esos otros proyectos no tienen cabida. Céntrate en cumplir con los plazos de este, y termínalo por fases (20 entregas, 40, 100...), y tendrás para juntarlo todo en un libro, y habrás contado al menos una historia con ello. Si lo dejas por el camino porque hay otro proyecto interesante o ideas que quieres desarrollar, no terminarás este, pero tampoco los demás.


10- MIRA LO QUE HAS CONSEGUIDO, NO LO QUE TE FALTA.


No hay más que añadir. Trabajar todos los días en un proyecto requiere dedicación, esfuerzo, pero aporta experiencia. Es esa experiencia la que debes mirar echando la vista atrás cuando te sientas cansado, o dudes de tí mismo para continuar trabajando. ¿Hiciste todo eso tú sólo y siendo disciplinado? Uaauh. Entonces, PUEDES CON TODO.






90 vistas

673604178

©2019 por Escuela de Arte CID. Creada con Wix.com

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now